Sandía de naranja: nutrición, usos y diferencias

0
168

Es posible que nunca haya visto una sandía de naranja, pero es una deliciosa y única adición a cualquier barbacoa de verano y ofrece una impresionante cantidad de beneficios para la salud.

¿Qué es una sandía anaranjada?

La sandía anaranjada es una variedad de color del Citrullus lanatus pero es bastante similar a las sandías tradicionales en tamaño, dulzura , apariencia y textura La diferencia de color se debe principalmente a la concentración de células pigmentarias, como el licopeno y el betacaroteno. Las sandías rojas tienen un alto nivel de licopeno, la misma sustancia química que hace que los tomates sean rojos, mientras que las sandías de naranja tienen un equilibrio entre el licopeno y el betacaroteno, lo que da como resultado su aspecto anaranjado. Lo que muchas personas no se dan cuenta es que las sandías se cultivaron originalmente para ser amarillas y anaranjadas, mientras que la sandía roja mundialmente reconocida solo se cultivó más tarde.

El exterior de una sandía anaranjada es verde y a rayas, como las sandías tradicionales , y generalmente pesa entre 10 y 30 libras cuando está completamente desarrollado y maduro. Si está buscando este tipo de especialidad de sandía, puede comercializarse con otros nombres, como Orangeglo, Orange Sunshine o Honeyheart.

Valor nutricional de la sandía anaranjada

La sandía anaranjada posee muchas de las mismas cualidades nutritivas que las sandías rojas, con algunas diferencias notables. Estas sandías son ricas en fibra, proteínas, carbohidratos, vitamina C, vitamina A y potasio. Más del 90% de estas frutas están compuestas de agua, además de tener aproximadamente 45 calorías en una porción de 1 taza. Sin grasa ni colesterol, estas frutas generalmente se consideran muy saludables. Las sandías anaranjadas tienen niveles más altos de betacaroteno que las sandías tradicionales, lo que podría alterar ligeramente las actividades antioxidantes de esta fruta en su cuerpo.

Usos de la sandía anaranjada

Gente Tienden a usar sandía de naranja como un regalo de verano ocasional, mezclado en ensaladas de frutas o licuado en batidos de frutas. Es importante eliminar las semillas de ciertas preparaciones, pero no todas. Algunas personas prefieren a la parrilla este tipo de sandía, ya que la alta concentración de azúcares comenzará a caramelizar y mejorar la dulzura. Cortar esta fruta en cubos o sacar bolas de sandía también puede ser una adición refrescante a las ensaladas verdes, junto con las nueces, las peras o el queso feta. También puede encurtir la cáscara de estas sandías, o usar rebanadas como aderezos para cócteles y sopas frías.

Diferencia entre la sandía roja y naranja

La principal diferencia entre una sandía roja y sandía naranja es su concentración de ingredientes activos. Si el betacaroteno hace que los alimentos tengan un pigmento amarillo y el licopeno proporciona un color rojo, entonces el equilibrio de estos dos compuestos daría como resultado una fruta anaranjada. Ese es el caso de la sandía roja y naranja; el primero tiene más betacaroteno que el último, lo que resulta en la sorprendente disparidad de color. Aparte de esta diferencia en la composición química, estas dos frutas son muy similares. En términos de tamaño, es muy similar a las sandías "Crimson Sweet" y "Millionaire": dos variantes rojas de esta fruta.

Hay más de una docena de diferentes variedades de sandía, incluyendo rosa, amarillo, naranja y sandías blancas; la diferencia de color es natural en algunos casos, mientras que otras variantes se crían específicamente para que tengan su forma y color únicos.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here