¿Pueden los perros comer pistachos? | Organic Facts

0
939

Cuando los perros comen pistachos, no existe un peligro inmediato para su compañero canino, pero el consumo debe regularse por varias razones.

¿Pueden los perros comer pistachos?

No hay daños graves si los perros comen pistachos, pero no son muy recomendables como refrigerios o como un alimento "humano". Aunque estos frutos secos populares contienen una buena cantidad de proteínas y fibra, lo que puede ayudar a los perros de varias maneras, también hay un alto nivel de grasa en los pistachos. Cualquier tipo de bocadillo de comida humana solo debe tratarse como un regalo ocasional ya que la dieta normal de su perro proporcionará todos los nutrientes que necesitan. Dicho esto, generalmente se deben evitar los pistachos, ya que hay muchos otros "bocadillos" que no presentan los mismos riesgos para la salud cuando se consumen en exceso.

Particularmente en el caso de los pistachos, el olor es altamente apelando a los perros, que probablemente tratarán de masticarlos si se los deja en una mesa. Además, una vez que su perro tenga gusto por los pistachos, puede ser difícil disuadirlos de comer en el futuro, lo que podría ser peligroso.

Beneficios para la salud de los perros de pistachos

Si a su perro se le dan ocasionalmente algunos pistachos, no es demasiado peligroso, pero el impacto negativo en su perro será mayor que cualquier beneficio que obtenga de la fibra dietética o el contenido de grasa en estos populares nueces. Una de las principales razones por las que los pistachos son populares se debe a su alto contenido de ácidos grasos omega-3, pero en los perros, esto puede conducir rápidamente a la obesidad. Esencialmente, la ingesta de grasa de su perro debe ser monitoreada de cerca, ¡y comer pistachos no es una buena manera de hacerlo!

Además, es bien sabido que cuando los perros comen pistachos con regularidad o comen una gran cantidad en uno sentado, a menudo puede causar malestar gastrointestinal grave. Esto se debe en parte al contenido de grasa, así como a la incapacidad del perro para digerir ciertas proteínas que se encuentran en estas nueces. Esto se suma a los peligros de que su perro coma altos niveles de sal u otros productos químicos que a menudo se agregan a estas nueces para darles sabor.

Palabra de advertencia

El envenenamiento con pistacho es un problema real para los caninos que comen grandes cantidades de pistachos, debido a la presencia potencial del moho Aspergillus en estas nueces. Este moho produce un tipo particular de aflatoxina que es muy peligroso para los perros y puede aumentar el riesgo de pancreatitis, ictericia, insuficiencia hepática, vómitos y pérdida del apetito. Si bien no todos los pistachos contienen este molde, o la toxina, como se mencionó anteriormente, es mejor que su perro evite comer estas nueces por completo.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here