Período menstrual perdido – Biblioteca de salud

0
142

        

Un ciclo menstrual regular ocurre una vez cada 28 días, sin embargo, puede variar de 24 a 35 días según la condición de salud de un individuo. Período menstrual perdido puede ocurrir debido a la demora en la liberación de un óvulo (ovulación). La ausencia del período menstrual se denomina amenorrea. Esto conduce a trastornos en los ovarios, que pueden provocar infertilidad. La amenorrea también puede ser una indicación de la etapa premenopáusica. Los trastornos cromosómicos como el síndrome de Turner y el síndrome de sawyer pueden retrasar la menstruación. El síndrome de Asherman afecta el útero femenino y puede prevenir la menstruación.

El embarazo puede ser el primer síntoma de falta de un período regular. Las píldoras anticonceptivas restringen que los ovarios liberen los óvulos. Los desequilibrios hormonales pueden provocar un síndrome de ovario poliquístico que puede afectar los períodos y la ovulación. La insuficiencia ovárica prematura, la cicatrización uterina de diversos procedimientos puede dar como resultado períodos menstruales poco frecuentes. Los problemas estructurales en el sistema reproductivo femenino pueden ser la causa de la menstruación retrasada. Las jóvenes experimentan altas fluctuaciones en los períodos menstruales durante las primeras etapas de la pubertad.

Signos y síntomas

Los siguientes son los posibles signos y síntomas del período menstrual omitido:

Dolor abdominal bajo
Dolor de cabeza
Aumento de la micción
Exceso de peso o pérdida excesiva
Fatiga y cansancio
Distensión anormal
Enfermedad de la mañana
Melasma
Sensibilidad mamaria
Causas

Las causas subyacentes de la falta de un período pueden variar desde desequilibrios hormonales a afecciones médicas graves. Los factores que pueden alterar la menstruación normal son el aumento de peso significativo, los defectos del sistema reproductivo femenino, el estrés y la ansiedad. La formación de quistes ováricos puede provocar irregularidades menstruales.

Estrés: Una cantidad inusual de estrés y depresión puede causar desequilibrios hormonales que pueden mostrar un impacto en el ciclo menstrual regular. El estrés también puede causar períodos fuertes y dolorosos.

Peso corporal: la pérdida repentina de peso o la obesidad pueden alterar los períodos regulares. El exceso de producción de estrógeno en personas obesas puede detener los períodos. Restringir la cantidad de ingesta de calorías puede retrasar o bloquear el proceso de ovulación.

Medicamentos: Ciertos medicamentos y píldoras anticonceptivas pueden dificultar o ralentizar el proceso de ovulación. El cambio en los medicamentos puede mostrar un mayor impacto en el ciclo menstrual. Los medicamentos de quimioterapia, antipsicóticos y antidepresivos pueden causar amenorrea.

Menopausia: las mujeres que avanzan hacia la etapa de la menopausia tienen períodos irregulares. En tales casos, los niveles de estrógeno disminuyen y la ovulación se vuelve irregular.

Embarazo: Un período perdido pueden ser los primeros signos de embarazo. El embarazo puede ocurrir debido a la falla de los medicamentos anticonceptivos.

Desequilibrios hormonales: los desequilibrios de la glándula tiroides pueden tener sus implicaciones sobre períodos regulares. Los trastornos de la tiroides pueden suprimir el proceso de ovulación.

Complicaciones

Si no se trata el período menstrual irregular o faltante, puede provocar infertilidad. La ausencia de períodos puede indicar bajos niveles de estrógeno que pueden debilitar los huesos y provocar osteoporosis. La hormona estrógeno de baja producción puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, presión arterial alta, niveles altos de colesterol y diabetes en las mujeres.

Diagnóstico

El médico revisa la historia completa del ciclo menstrual y puede sugerir un análisis de sangre para verificar la aparición de la ovulación. El médico puede sugerir ciertas pruebas hormonales y lleva a cabo un examen físico del área pélvica. El médico puede recomendar una ecografía o una tomografía computarizada para identificar los problemas en el sistema reproductivo o la glándula pituitaria, respectivamente.

Tratamiento

El médico puede recomendar una dieta saludable y un plan de ejercicios para los periodos perdidos que son causados ​​por el aumento o la reducción de peso. Los suplementos de calcio, magnesio y vitamina B pueden resolver los problemas de la menstruación.

Prevención

Los hábitos de estilo de vida muy extendidos pueden afectar el ciclo menstrual regular. Las siguientes son las medidas preventivas que se deben seguir para un ciclo menstrual regular:

Evite los alimentos grasos y restrinja la ingesta de calorías para mantener un peso saludable.
No fume ni consuma alcohol.
Limite la ingesta de cafeína en la dieta regular.
Los ejercicios físicos ayudan a mantener el equilibrio hormonal y prevenir la menstruación retrasada.
Evite tomar el estrés ya que puede saltear o retrasar la ovulación.
La ingesta de perejil y papaya puede prevenir los trastornos menstruales.

    Comentarios
                

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here