La enfermedad de las encías está ligada a otra enfermedad mortal

0
65

VIERNES, 1 de diciembre de 2017 (Noticias de SaludLimpia) – Agregue una razón más de por qué debe cepillarse y usar el hilo dental regularmente: las bacterias de la enfermedad de las encías ahora están vinculadas a una mayor probabilidad de cáncer de esófago.

El estudio rastreó la salud oral de 122,000 estadounidenses durante 10 años. Descubrió que la presencia de dos tipos de bacterias relacionadas con la enfermedad de las encías puede aumentar el riesgo de cáncer.

La presencia de una bacteria oral en particular, llamada Tannerella forsythia, se relacionó con un aumento del 21 por ciento en las probabilidades de desarrollar tumores esofágicos, dijo un equipo dirigido por Jiyoung Ahn. Es directora asociada de ciencias de la población en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York.

La enfermedad de las encías ya se ha relacionado en numerosos estudios con un mayor riesgo de la principal causa de muerte, la enfermedad cardíaca. Pero un experto en cáncer de esófago que revisó los nuevos hallazgos enfatizó que los investigadores aún no pueden probar un vínculo causal con los tumores esofágicos.

"Lo que no está claro es si la presencia de estas bacterias o la enfermedad periodontal resultante es la principal responsable del desarrollo del cáncer", dijo el Dr. Anthony Starpoli, director asociado de endoterapia esofágica en el Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Aún así, Starpoli cree que los especialistas deberían "considerar una evaluación adecuada de la cavidad oral y del resto del tracto digestivo con la esperanza de un diagnóstico temprano de cáncer de esófago".

El cáncer de esófago es el octavo cáncer común y la sexta causa de muerte por cáncer en todo el mundo, anotaron los autores del estudio. Debido a que a menudo solo se diagnostica en una etapa avanzada, las tasas de supervivencia a cinco años se encuentran entre el 15 y el 25 por ciento.

Ahn dijo: "El cáncer de esófago es un cáncer altamente mortal, y existe una necesidad urgente de nuevas vías de prevención, estratificación de riesgo y detección temprana".

Las noticias del estudio no fueron todas malas: los investigadores encontraron que algunos tipos de bacterias en la boca se asociaron con un menor riesgo de cáncer de esófago.

Conocer más acerca de las comunidades de bacterias que viven naturalmente en la boca "potencialmente puede conducir a estrategias para prevenir el cáncer de esófago, o al menos para identificarlo en etapas tempranas", anotó Ahn en un comunicado de prensa de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer.

Otro experto estuvo de acuerdo.

"El estudio sugiere que hay algunas bacterias orales que pueden contribuir al desarrollo de este cáncer altamente mortal, pero también, y muy importante, sugiere que algunas bacterias pueden proporcionar un efecto protector", dijo el Dr. Robert Kelsch. Es un patólogo oral en Northwell Health en New Hyde Park, N.Y.

"Saber qué bacterias son buenas y cuáles malas puede llevar a tratamientos preventivos o servir como predictores del riesgo de desarrollar este tipo de cáncer", dijo Kelsch.

Ahn agregó que una buena salud bucal, incluido el cepillado dental regular y las visitas dentales, puede ayudar a proteger contra las enfermedades de las encías y las condiciones de salud asociadas con ella.

Los hallazgos del estudio se publicaron el 1 de diciembre en la revista Cancer Research.

Más información

El US National Cancer Institute tiene más información sobre el cáncer de esófago.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here