Hemorroides: Causas, tratamientos y prevención

0
56
Las hemorroides, también conocidas como pilas, son venas hinchadas en la parte inferior del ano y el recto. Cuando las paredes de estos vasos se estiran, se irritan.

Aunque las hemorroides pueden ser desagradables y dolorosas, son fácilmente tratables y muy prevenibles. Como las hemorroides en general empeoran con el tiempo, los médicos sugieren que deben ser tratados tan pronto como aparecen.

Hechos rápidos sobre las hemorroidesAquí hay algunos puntos clave acerca de las hemorroides. Más detalle e información de apoyo está en el artículo principal.

  • las mujeres son más propensas a tener hemorroides durante el embarazo
  • la probabilidad de desarrollar hemorroides aumenta a medida que la persona envejece
  • las hemorroides ocurren cuando las venas que rodean el ano están hinchadas o dilatadas (agrandadas)
  • a veces se necesitan medicamentos y cirugía para tratar las hemorroides

Causas de las hemorroides

Cuando las venas alrededor del ano o en el recto están dilatadas (dilatadas) o engorged con sangre, el paciente tiene hemorroides.

Pueden ocurrir por las siguientes razones:

    • Embarazo – ocurren más comúnmente en mujeres embarazadas porque, como el útero se agranda, presiona sobre la vena en el colon, haciendo que se abomban.
    • Envejecimiento : las hemorroides son más comunes entre los adultos de 45 a 65 años. Esto no significa, sin embargo, que los jóvenes y los niños no los reciban.
    • Diarrea – especialmente cuando es crónica.
    • Constipación crónica – el esfuerzo para mover las heces pone presión adicional en las paredes de los vasos sanguíneos.
    • Sentarse – por largos períodos (especialmente en el inodoro).
    • Levantar – especialmente objetos pesados ​​repetidamente.
    • El coito anal – que puede causar hemorroides o empeorar las existentes.
    • La obesidad – a menudo relacionados con la dieta, como no seguir una dieta rica en fibra.
    • Genética – algunas personas heredan una tendencia a desarrollar hemorroides.

Síntomas comunes de las hemorroides

Los síntomas de las hemorroides a menudo incluyen:

      • Sangrado sin dolor – el paciente puede notar rojo brillante en el papel higiénico o en el inodoro.
      • Prurito – o irritación en el área anal.
      • Molestia – dolor o dolor en la región anal.
      • Azotes – sobresaliendo de la región anal.
      • Hinchazón – en la región anal.
      • Las heces – pueden salirse involuntariamente.

Los síntomas pueden ser desagradables o alarmantes, pero normalmente no son motivo de preocupación.

Tipos de hemorroides

Hemorroides internas y externas
Las hemorroides pueden ser internas o externas.

Las hemorroides pueden ser internas o externas:

Hemorroides internas

Las hemorroides internas están profundamente dentro del recto y no son visibles desde el exterior. Normalmente son indoloros. A menudo, la primera señal de que las hemorroides internas están presentes es el sangrado rectal.

El estiramiento puede empujar a veces una hemorroide interna de modo que sobresalga a través del ano, esto se denomina una prominente o prolapsed hemorrhoid y puede ser doloroso.

Hemorroides externas

Las hemorroides externas están bajo la piel alrededor del ano y por lo tanto son visibles. Debido a que hay nervios más sensibles en esta parte del cuerpo, normalmente son más dolorosos. El colarse al pasar una heces puede hacer que sangren.

Diagnóstico de hemorroides

Cualquier persona que experimenta los síntomas descritos anteriormente debe comunicarse con un médico. Tenga en cuenta que otras cosas, incluyendo cáncer colorrectal y anal , pueden causar sangrado rectal. Podría ser un error asumir que el sangrado anal es simplemente el resultado de hemorroides y, debido a esto, decida no ver a un médico.

Un médico puede realizar un examen físico y realizar otras pruebas para determinar si hay o no hemorroides presentes. Estas pruebas pueden incluir un examen rectal digital – una inspección manual por el médico con un dedo enguantado y lubricado.

Si los síntomas incluyen cantidades significativas de sangrado, mareos y una sensación de desmayo, el individuo debe buscar atención de emergencia inmediatamente.

Tratamientos para hemorroides

Cirugía de hemorroides
Dispositivo ultrasónico especialista para la cirugía de hemorroides.

En la mayoría de los casos, las medidas simples aliviarán los síntomas mientras que el problema mejora por sí solo. Sin embargo, a veces se necesitan medicamentos e incluso cirugía.

Tratamientos caseros para hemorroides

Los síntomas pueden aliviarse de las siguientes maneras. Sin embargo, no eliminarán las hemorroides:

      • Cremas tópicas y ungüentos – sobre el mostrador (OTC) cremas o supositorios, que contienen hidrocortisona, están disponibles; también hay almohadillas que contienen hamamelis, o un agente entumecedor tópico.
      • Los paquetes de hielo y las compresas frías – la aplicación de estos a la zona afectada puede ayudar con la hinchazón.
      • Baño de asiento con agua tibia – el baño de asiento se coloca sobre el inodoro. Algunas farmacias las venden. Estos pueden aliviar los síntomas de ardor o picazón.
      • Toallitas húmedas – papel higiénico seco puede agravar el problema.
      • Analgésicos – algunos analgésicos, como aspirina , ibuprofeno y acetaminofén (Tylenol) pueden aliviar el dolor y el malestar.

Hemorroides

La mayoría de los medicamentos para las hemorroides son OTC; incluyen ungüentos, almohadillas o supositorios. Estos ingredientes activos como la hidrocortisona y hamamelis son conocidos por aliviar la picazón y el dolor. Si estos medicamentos son ineficaces después de una semana de tratamiento, debe consultar con su médico.

Opciones de tratamiento no quirúrgico

El tipo más común de técnica de eliminación de hemorroides no quirúrgico es la ligadura de banda de goma. Este es un procedimiento de oficina para las hemorroides internas, donde se coloca una banda elástica en la base de la hemorroide para cortar el suministro de sangre. Las hemorroides se encogerán o se caerán.

Otro procedimiento es la escleroterapia, donde se inyecta una solución en una hemorroide interna, produciendo una cicatriz que corta el suministro de sangre a las hemorroides.

La fotocoagulación infrarroja y la electrocoagulación son otras dos opciones.

Opciones quirúrgicas

La cirugía puede incluir una hemorroidectomía (extirpación completa de las hemorroides) o grapado, donde una hemorroide prolapsada se remonta en su lugar. Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general, y la mayoría de los pacientes pueden ir a casa el mismo día que la cirugía.

Prevención de hemorroides

Si las heces de un paciente son siempre suaves, la posibilidad de desarrollar hemorroides se reduce considerablemente. El riesgo de hemorroides puede reducirse de las siguientes maneras :

      • Nutrición – comer muchos alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras, así como granos enteros, significa que las heces casi siempre serán suaves. Del mismo modo, beber mucho líquido ayuda a mantener las heces blandas (esto no incluye alcohol). Sobre los suplementos sintéticos de la fibra también facilita el estreñimiento .
      • Estiramiento – al usar el baño, trate de no esforzarse, esto crea presión en las venas en el recto inferior.
      • Ir cuando sea necesario – la gente no debe esperar si necesitan usar el inodoro. Cuanto más larga sea la espera, más seco estará el taburete.
      • La actividad física – sentado o parado durante largos períodos de tiempo ejerce presión sobre las venas. La actividad física también ayuda a mover las heces a través del intestino, por lo que los movimientos intestinales son más regulares.
      • Mantenga el peso corporal bajo – el sobrepeso aumenta significativamente el riesgo de una persona de tener hemorroides.

Pronóstico de hemorroides y complicaciones

En general, las hemorroides se tratan con éxito y sin complicaciones, especialmente si el tratamiento comienza temprano. Aunque raras, pueden surgir las siguientes complicaciones:

    • Hemorroides estranguladas – si el suministro de sangre a las hemorroides es cortado, puede llegar a ser estrangulado. Esto puede causar dolor significativo.
    • Anemia – si hay una pérdida de sangre crónica significativa por las hemorroides, puede ocurrir anemia (niveles inadecuados de glóbulos rojos).
    • Coágulos de sangre – a veces, la sangre puede acumularse y formar un trombo (coágulo), que puede ser doloroso; el área se hinchará y se inflamará.
SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here