Combata los resfriados con este jarabe casero de miel y jengibre

0
40

Algunas veces al año, especialmente cuando el clima se vuelve más frío, es común que el sistema inmunitario se debilite y que aparezca un resfriado.

Si bien este no es el único factor que causa esta condición, estar expuesto a bajas temperaturas aumenta su riesgo considerablemente.

En consecuencia, desencadena una serie de síntomas que, dependiendo de la gravedad del resfriado, pueden afectar su calidad de vida durante unos días.

Sin embargo, existen varios remedios caseros y comerciales que pueden reducir notablemente sus síntomas para que no interfieran con sus actividades diarias.

Entre estos remedios se encuentra un jarabe natural hecho con miel y jengibre que proporciona al cuerpo nutrientes y propiedades que fortalecen sus defensas.

A medida que continuamos, queremos compartir los beneficios y la receta fácil que puede preparar en casa.

¡Pruébalo!

Miel casera y jarabe de jengibre para ayudar a combatir los resfriados

La combinación de miel de abeja y jengibre nos da un jarabe natural que combate los síntomas incómodos de la gripe y los resfriados.

Estos ingredientes son una fuente de ingredientes esenciales que, una vez absorbidos, fortalecen el sistema inmunitario. Esto ayuda al cuerpo a responder a los virus que causan esta afección.

La diferencia entre este jarabe y los que se venden en la tienda es que esta receta está libre de químicos añadidos . Debido a esto, puede tomarlo de forma segura y sin ningún riesgo de efectos secundarios.

Beneficios de la miel

La miel es un poderoso ingrediente antiviral y antibacteriano que se ha utilizado durante siglos como un remedio natural para los problemas que afectan nuestras vías respiratorias.

Rico en enzimas y aminoácidos esenciales, es un tratamiento efectivo para el exceso de flemas, congestión y otros síntomas de resfriado.

  • Primero que nada, contiene vitamina C y vitamina A, ambas necesarias para mejorar sus defensas cuando se enfrenta a un ataque viral.
  • Proporciona oligoelementos como potasio y magnesio que son necesarios para inhibir la acción de los microorganismos en el cuerpo.
  • Su poder antiinflamatorio calma la irritación en las vías respiratorias y, al mismo tiempo, controla el dolor de la tos y la garganta.

Beneficios del jengibre

El jengibre es una especia con propiedades antiinflamatorias y expectorantes que se han utilizado durante siglos para tratar los resfriados.

  • El gingerol, su principal activo, proporciona efectos antibióticos que ayudan a eliminar los virus y las bacterias que afectan su salud pulmonar
  • Está lleno de nutrientes como la vitamina C, que es esencial para fortalecer el sistema inmunitario y aumentar la producción de anticuerpos
  • El jengibre proporciona al cuerpo potasio, niacina y fósforo, sustancias que ayudan a controlar la inflamación
  • También tiene propiedades antitusígenas que son clave para aliviar la tos
  • Su alto contenido de antioxidantes ayuda a limpiar y proteger las vías respiratorias al tiempo que minimiza los efectos negativos de los radicales libres y las toxinas.

¿Cómo puedo hacer este jarabe casero de miel y jengibre?

Hacer este jarabe es bastante simple y, si lo comparas con métodos convencionales, es mucho más rentable.

La mejor parte es que no tiene que estar enfermo para hacerlo. Se puede almacenar fácilmente, por lo que puede tomarlo con regularidad para apoyar sus defensas.

Entonces, cuando el clima comienza a enfriarse y sientes que se acerca un frío, no dudes en comenzar a usarlo.

Ingredientes

  • 1 raíz de jengibre de tamaño mediano
  • 1 taza de miel de abeja orgánica (335 g)

Utensilios

Preparación

  • Pele la raíz de jengibre y córtela en rodajas finas
  • Agregue la especia al frasco de vidrio y luego cúbralo con la taza de miel de abeja
  • Sella el frasco. Póngalo en un lugar oscuro durante 48 horas para que el jengibre pueda tener efecto.
  • Después de 48 horas, comience el tratamiento con el jarabe

Cómo consumir

  • Para combatir el frío, consuma 3-4 cucharadas de jarabe por día
  • Como método preventivo, consuma 1 cucharada sopera con el estómago vacío todos los días
  • Dé a los niños la dosis en cucharaditas
  • Si lo desea, combine el jarabe con agua tibia y limón para que sea más fácil de consumir

Como puede ver, es muy fácil preparar su propio jarabe para combatir los síntomas de los resfriados que afectan su salud.

Siga las recomendaciones dadas y vea los beneficios para usted.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here