Causas y tratamiento de la hipertrofia ventricular izquierda

0
1090

        

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI) es la afección en la cual las paredes de la cámara izquierda inferior del corazón (ventrículo izquierdo) se engrosan y agrandan. Como resultado, la elasticidad de la cámara se reduce lentamente y su eficacia para bombear sangre se ve afectada. Eventualmente, esto puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Síntomas

En las etapas iniciales, las personas con hipertrofia ventricular izquierda generalmente no presentan ningún síntoma. Los síntomas mencionados a continuación se hacen evidentes con la progresión de la enfermedad.

Dolor en el pecho especialmente con actividad física
Falta de aliento
Palpitaciones (sensación de latidos cardíacos rápidos, aleteo, etc.)
Mareos y desmayos
Fatiga
Causas

La hipertrofia del ventrículo izquierdo se desarrolla debido a una carga excesiva en el ventrículo izquierdo para bombear la sangre. Esto puede observarse en condiciones tales como presión arterial alta o en algunas otras afecciones cardíacas como cardiopatías congénitas, enfermedades de las válvulas cardíacas o hipertrofia atlética (que ocurre debido a ejercicio intenso), etc.

Factores de riesgo

Las probabilidades de desarrollar hipertrofia ventricular izquierda aumentan en los siguientes casos:

Edad avanzada
Sobrepeso u obesidad
Diabetes
Mujeres con hipertensión
Antecedentes familiares de la enfermedad

¿Cuándo consultar al médico?

Consulte al médico en caso de experimentar dificultad para respirar u otros síntomas de hipertrofia ventricular izquierda. Además, visite al médico para chequeos regulares, si existe un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

Consulte inmediatamente al médico en los siguientes casos:

si el dolor de pecho dura mucho tiempo
si hay una dificultad respiratoria grave
si hay un mareo recurrente
Diagnóstico

El médico realiza una prueba de electrocardiograma (ECG) para verificar si hay hipertrofia ventricular izquierda. Esto se confirma con un ecocardiograma, que utiliza ondas de sonido para crear imágenes del corazón. Si las paredes del corazón miden más de 1.5 cm, entonces se considera como agrandado.

Se pueden realizar otras pruebas de imágenes como la resonancia magnética (IRM) para estudiar los cambios en el corazón y verificar si hay HVI.

Tratamiento

La hipertrofia del ventrículo izquierdo necesita un tratamiento adecuado, ya que puede poner a la persona en riesgo de insuficiencia cardíaca. El tratamiento se basa en la causa de la enfermedad.

El tratamiento de problemas subyacentes como la presión arterial alta puede aliviar los síntomas de la hipertrofia ventricular izquierda. Para este fin, el médico puede sugerir cambios en el estilo de vida como dejar de fumar, hacer ejercicio regularmente, moderar la ingesta de alcohol, tomar una dieta baja en sodio y baja en grasas, etc. Se pueden recetar medicamentos como bloqueadores beta, bloqueadores de los canales de calcio y diuréticos para reducir aún más las paredes agrandadas.

En caso de hipertrofia atlética, el médico puede sugerir suspender el ejercicio durante aproximadamente 3-6 meses durante los cuales se realiza otra prueba de ecocardiograma para verificar si la afección ha mejorado.

La HVI causada por una estenosis de la válvula aórtica necesita una reparación quirúrgica. O la válvula estrechada se repara o se reemplaza totalmente con una válvula de tejido o una válvula artificial.

Si hay apnea del sueño, este trastorno debe abordarse para reducir la presión arterial y, por lo tanto, revertir la HVI. El médico puede sugerir el uso de presión positiva continua en la vía aérea (CPAP) mientras duerme. Este dispositivo abre las vías respiratorias para permitir que la cantidad requerida de oxígeno mantenga la presión arterial normal.

Complicaciones

La ampliación del ventrículo izquierdo puede provocar el debilitamiento y la rigidez de las cámaras. También conduce a la pérdida de elasticidad de las paredes. Debido a estos cambios, pueden ocurrir las siguientes complicaciones:

Carrera
Paro cardíaco repentino
Suministro de sangre inadecuado al corazón
Insuficiencia cardíaca
Cambios en el ritmo cardíaco
Prevención

La hipertrofia ventricular izquierda se puede prevenir con las siguientes precauciones:

Controle y controle regularmente la presión arterial alta.
Llevar una dieta adecuada que sea baja en sal y grasa, mientras que incluye más frutas y verduras
Renunciar al hábito de fumar
Hacer ejercicio regularmente, es decir, durante al menos 30 minutos

    Comentarios
                

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here