A tus hijos les encantará el bote de felicidad. Hazlo ahora para mejorar la vida familiar

0
56

A menudo se dice que la felicidad es tan frágil como un cristal fino. Sin embargo, el cristal que se cuida diariamente brilla y destella. Se trata de protegerlo.

Por lo tanto, para ocuparnos de un aspecto tan valioso de nuestras vidas, debemos mostrar actos de amor. Necesitamos saber cómo hacer planes para mostrar esto, no solo llevar a cabo actos espontáneos.

Una forma de lograr esto es seguir nuestras sugerencias en este artículo.

Esto se llama el "frasco de felicidad". Es una técnica de motivación que tiende a obtener buenos resultados con pequeños grupos de personas. Esto funciona en un aula, grupos de trabajo, y lo mejor de todo, en una familia.

El objeto es simple: llénelo diariamente con pensamientos positivos sobre otros.

Deben ser pensamientos y frases originales, sentimientos, aliento, amor e inspiración.

A continuación, explicaremos cómo hacerlo y los beneficios de este.

1. Usando nuestra inteligencia emocional

En nuestra vida cotidiana, no siempre encontramos el momento adecuado para decirle a nuestros seres queridos cuánto los cuidamos. Esto incluye a nuestros padres, nuestros hijos y nuestro socio.

Esto requiere un poco de trabajo, porque no siempre es fácil encontrar palabras para expresar nuestras emociones.

Por lo tanto, tener esta jarra de felicidad lo hace más simple. Todos los días, tenemos que usar nuestra inteligencia emocional para aprender y demostrar mejor nuestras emociones positivas.

Algunas de las frases simples que podemos usar son las siguientes:

  • Me siento orgulloso de ti por la forma en que lidiaste con el problema que tenías.
  • Me encanta cuando sonríes. Eres verdaderamente especial.
  • Gracias por lo dulce que hiciste ayer. Eres muy importante en mi vida.
  • Hoy pensé mucho en ti en el trabajo. Realmente sentí ganas de volver a casa para verte.
  • Lo siento ayer que te hice enojar. A veces no pienso cuando hablo, y luego lo siento. Solo quiero que sepas que eres la parte más bella de mi vida

Lea también: ¿Qué pasa si dejamos de quejarse?

2. El frasco de felicidad ayuda a enseñar a nuestros hijos

El frasco de la felicidad es una muy buena estrategia para usar en la educación de nuestros hijos. Les ayudará de las siguientes maneras:

  • Cada día, pueden recibir refuerzos positivos de nosotros que les ayudarán a crecer ya madurar:

"Estoy orgulloso de ti por tu esfuerzo en la escuela". "Me gusta cómo te haces responsable de tus cosas". "No te preocupes por ese error que cometiste, mamá y papá confía en ti y sabe que la próxima vez lo harás mejor … "

Al mismo tiempo, deben dejarnos pequeños mensajes. De esa manera, estarán obligados a hacer ejercicios de reflexión, expresión emocional y análisis.

Del mismo modo, el hecho de que el tarro de la felicidad enfatiza lo positivo es suficiente en sí mismo. Esto es algo que proporciona motivación y seguridad cuando más lo necesitan.

Lea también: Cómo las redes sociales afectan nuestras emociones

3. Reexaminamos los bellos pequeños detalles

Los pequeños gestos hacen feliz a las personas. Estos son pequeños actos llenos de amor y cuidado genuino. Se trata de saber qué necesitamos y qué nos gusta también.

El frasco de la felicidad es un lugar para poner todos estos pequeños gestos. Es donde recibimos un "agradecimiento" por ser de cierta manera o "Me gusta cómo eres" o "Me encanta estar a tu lado".

Son frases simples que son breves y básicas y que endulzarán nuestra vida, harán que nuestro día sea brillante y nos motiven.

4. Cultivamos gratitud

Cuando estamos en una familia, muchas veces damos las cosas por sentado. Creemos que lo que hace nuestro socio es normal o esperado.

Nos decimos a nosotros mismos que nuestra madre, nuestro abuelo o hermanos hacen ciertos favores porque es la rutina de la unidad familiar

.

Sin embargo, cuando damos las cosas por sentado, perdemos la magia . Al mismo tiempo, la persona que hace estos pequeños y agradables favores puede sentirse decepcionada y no apreciada.

Debido a esto, nunca olvides decir "gracias", escríbelas "Te amo" o recuérdales "¿Qué haría sin ti?"

Esta es una estrategia simple de la que obtendrás un montón.

5. Nos centramos en lo positivo

Los problemas críticos como la fatiga y el estrés son abundantes en nuestra vida diaria. Es este estrés el que nos obliga a correr sin centrarnos en quiénes tenemos cerca y qué es esencial para el corazón. A veces, no expresamos nuestro agradecimiento.

  • El propósito de los mensajes que dejamos en el tarro todos los días es centrarnos únicamente en lo positivo.
  • Cuando hacemos esto, cambiamos nuestro chip. Dejamos de dar tanta importancia a lo que nos molesta y lo que nos preocupa. En cambio, nos centramos en la bondad de nuestros seres queridos, recordemos que realmente los amamos y recordamos lo que nos hace felices.

Lea también: Ejercicios para fortalecer las relaciones familiares

En conclusión, le recomendamos que haga esto en casa con la ayuda de los niños. Elija un hermoso frasco de vidrio, decórelo y comience hoy a escribir mensajes positivos.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here