5 Tés Diuréticos para Venas Varicosas

0
51

Gracias a su fea apariencia abultada en la piel, las venas varicosas han sido clasificadas como uno de los peores y más comunes problemas estéticos que afectan a las mujeres en la actualidad.

Aparte de esto, sin embargo, es importante tener en cuenta que también podrían indicar e problemas de salud circulatoria o linfática que provocan una respuesta inflamatoria en los tejidos.

Las venas varicosas aparecen cuando las válvulas unidireccionales de las venas se debilitan, disminuyendo el flujo de sangre desde la parte inferior del cuerpo hacia el corazón.

Como resultado, los capilares aumentan de tamaño y bloquean el flujo sanguíneo, lo que hace que las venas se vean hinchadas y amoratadas.

Afortunadamente, esta condición se puede tratar con una variedad de terapias. Mejorar su circulación mejorará significativamente su apariencia.

Entre las muchas opciones están los tés que tienen propiedades diuréticas. Estos tés promueven la eliminación del líquido retenido y ayudan a reducir este problema.

Hoy, queremos compartir las cinco mejores opciones cuando se trata de tés para varices.

1. Té de cola de caballo

La cola de caballo es un ingrediente natural que tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas. Estas son claves para reducir las venas varicosas.

Beber este té mejorará la circulación a través de tus venas y también tonificará los capilares para prevenir la inflamación.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hierba de cola de caballo (10 g)

Preparación

  • Ponga el agua a hervir y agregue la cucharada de hierba de cola de caballo.
  • Todo a empinada durante 10 minutos y sirva.

Modo de consumo

  • Beba de dos a tres tazas de este té al día, al menos tres veces a la semana.

Ver: 6 vitaminas que combaten la inflamación

2. Té de perejil

El té de perejil es un tratamiento conocido para la retención de líquidos y los problemas con la inflamación que están asociados con ella.

Contiene vitaminas y minerales que ayudan a los procesos de desintoxicación de su cuerpo, mientras estimulan la eliminación de cualquier residuo que interfiera con su circulación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de perejil fresco (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agregue el perejil a la taza de agua hirviendo y deje reposar durante 15 minutos .
  • Colar el líquido y servir.

Modo de consumo

  • Beba una taza de este té con el estómago vacío por la mañana, y, opcionalmente, repita por la tarde.

3. Té de castaña

Las propiedades diuréticas y antiinflamatorias de la castaña de caballo se conocen desde hace siglos. Se utiliza como tratamiento alternativo para los problemas circulatorios que causan la formación de venas varicosas.

Tomar un té o usarlo para hacer compresas puede mejorar la salud de tu vena al mismo tiempo que disminuye la inflamación y el dolor.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de corteza de castaño de Indias (5 g)

Preparación

  • Lleva a hervir la taza de agua y agrega la corteza de castaña de Indias.
  • Deje que empiece por 10 minutos antes de servir .

Modo de consumo

  • Beba una taza de este té al día durante dos semanas seguidas .

4. Té de bruja avellana

El té natural de hamamelis tiene propiedades diuréticas que promueven la eliminación de cualquier fluido retenido y estimulan la circulación.

Los efectos astringentes fortalecen sus capilares y restauran la función de las válvulas que facilitan el retorno del flujo sanguíneo.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hamamelis (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agregue la cucharadita de hamamelis a una taza de agua hirviendo y déjelo remojar durante 10 a 15 minutos.

Modo de consumo

  • Beba este té dos veces al día durante tres semanas.

¿No lo sabías? 7 consejos para evitar la retención de líquidos

5. Té de salvia

Conocida como "la planta para las mujeres", el sabio tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas que mejoran la circulación al reducir la inflamación en las venas.

Esta hierba apoya la eliminación del exceso de líquido y también regula sus procesos inflamatorios.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de salvia (10 g)

Preparación

  • Lleva a hervir una taza de agua y agrega las hojas de salvia.
  • Deje que esta mezcla cocine a fuego lento durante dos minutos, y retírela del fuego.
  • Espere hasta que alcance una temperatura cómoda antes de servir.
  • Beba dos tazas de té de salvia tres veces a la semana.

¿Estás listo para tratar tus venas varicosas desde dentro? Prepare cualquiera de estos tés y encontrará que son ​​excelentes complementos para los otros tratamientos para este problema común.

SHARE

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here